Qué es la peletización

seedball

La peletización es la técnica de envolver una (o un grupo de semillas) en una serie de materiales, creándose una bola o seedball.

La peletización permite la introducción, alrededor de la semilla, de nutrientes, esporas, bacterias, repelentes, agroquímicos, etc… Además facilita el manejo de las semillas pequeñas. La semilla queda protegida y con un entorno adecuado para la germinación.

La industria agroquímica, en las semillas para la huerta, legumbres y cereales, utiliza este tipo de envolturas para introducir fungicidas, herbicidas o plaguicidas. Son los colores que solemos ver en las semillas que compramos en sobres. Pero esta peletización es sólo una ligera capa, un film coating. Si se precisa aumentar la manejabilidad (manual o para maquinaria) de las semillas pequeñas la capa se aumenta hasta lograr una pequeña bola.

Fukuoka

La permacultura ha utilizado la filosofía de Masanobu Fukuoka entorno a las bolas de semillas. Fukuoka observó la gran cantidad de semillas que dispersa la naturaleza y las pocas que llegaban a germinar. Y quiso imitar esta manera de la naturaleza de dispersar a voleo aleatoriamente semillas, añadiendo un detalle: proteger la semilla en barro hasta que estuviera lista para germinar. Este detalle aumentaba considerablemente las probabilidades de germinación.

Traer esta técnica de Fukuoka a la restauración de ecosistemas mediterráneos no ha dado buenos resultados.

Quizá aumente las probabilidades de germinación comparado con la dispersión natural, pero la gran cantidad de semillas necesarias y lo aleatorio de sus resultados (muy dependientes de cada especie y de la pluviometría de cada año), no ha hecho prosperar esta técnica en su uso para reforestar.

Nuestras aportaciones

Junto con Dronecoria nos dimos cuenta que las bolas de Fukuoka tenían un objetivo claro: proteger la semilla por largo tiempo. Esto se debe a que la mayoría de las semillas silvestres tienen latencias, lo que provoca un retraso en la germinación de incluso años. Fukuoka quería proteger las semillas hasta que hubieran eliminado naturalmente, con el tiempo, las latencias y así estuvieran listas para germinar.

La consecuencia de este tipo de bola de Fukuoka es que tiene efectos inhibidores de la germinación. Al querer proteger la semilla, el barro impide el intercambio gaseoso necesario para la germinación. En las semillas latentes no es problema: cuando la bola pase meses o años en la naturaleza mientras se elimina la latencia, la bola se habrá degradado y la semilla tendrá suficiente oxígeno en su fase final de la germinación. Si bien las semillas no latentes sí germinan en esa bola protectiva, lo hacen a una velocidad mucho menor. Y esto es un problema, sobretodo en nuestro clima mediterráneo, donde la humedad superficial del suelo tras una lluvia desaparece rápidamente.

Para la reforestación, nosotros utilizamos semillas con tratamientos de priming. Lo hacemos porque acelera la germinación en las semillas no latentes. Y en las latentes, posibilita tener semillas secas almacenadas con la latencia eliminada. Así, con el priming, cualquier semilla mediterránea puede llegar a germinar con una sola lluvia. Esta es nuestra baza para que las siembras directas funcionen en un clima tan seco como el nuestro.

Teniendo en cuenta que estamos haciéndole cosas a las semillas para que germinen muy rápido, la herencia de Fukuoka de bolas protectivas no nos sirve. Necesitamos una bola que promueva el intercambio gaseoso y favorezca la germinación en la primera lluvia.

Los materiales y técnicas de la industria agroquímica no nos sirven ya que nosotros necesitamos una bola más grande, que ayude a mantener la humedad el máximo tiempo posible (recordad que estamos investigando la bola que germine en superficie, sin ser enterrada). Además, esta industria está plagada de patentes y secretos, así que no podemos utilizar su conocimiento.

ensayos de bolas de biochar en nuestro SeedLab en la Alpujarra

La solución que estamos buscando se basa en el uso de biochar (carbón vegetal) ya que es un material con gran superficie específica (el aire fluye bien en su estructura) y favorece el crecimiento de las micorrizas que introducimos en la bola.

Mucha gente está colaborando en hacer posible esta bola, en ir perfeccionándola, en unir las tres tecnologías de semillas que harán posible reforestar a gran escala nuestro querido mediterráneo: priming, peletizado y micorrizas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *